Preguntas para reflexionar sobre tu autoestima: ¿Sueles pensar de una forma negativa sobre ti? ¿Dudas de ti mism@? ¿Es una dificultad para ti tomar decisiones cotidianas? ¿Te comparas con otras personas? ¿Te preocupa lo que los demás piensen de ti? ¿Sientes que otros te comen el terreno y no eres capaz de ponerte en tu sitio?

Si te sientes identificad@ con alguna de estas cuestiones, quizá tengas baja tu autoestima y te interese leer lo que se expondrá a continuación.

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

La autoestima es la valoración que haces de ti mismo basada en tu experiencias e interpretaciones. Nadie nace con una autoestima predeterminada. Se desarrolla a lo largo de tu vida en un camino u otro. Puede variar a lo largo del trayecto dependiendo de tus experiencias y de cómo las vivas, de tu visión de la realidad. Por ello, es una herramienta muy valiosa que se puede entrenar. No puedes cambiar los hechos, pero puedes cambiar tus creencias y tus interpretaciones. De tu nivel de autoestima dependen las expectativas que tiene sobre lo que eres capaz de hacer y la energía que pones para conseguirlo. Gozar de una buena autoestima es una herramienta fundamental para lograr aquello que te propongas tanto a nivel personal, social como profesional.

POSIBLES CAUSAS 

Algunas de las causas que pueden provocar en la edad adulta una baja autoestima son las siguientes, entre otras muchas:

  • Los abusos físicos, sexuales, y emocionales a lo largo de nuestra vida.
  • Una ruptura sentimental traumática (inesperada, por infidelidad, conflictiva, etc.)
  • Esfuerzo constante por alcanzar las expectativas que tus padres te pusieron y la necesidad de ser un “hij@ modelo”.
  • Sufrir algún tipo de discriminación a lo largo de tu vida (bullying, mobbing o acoso laboral) por género, capacidades especiales, identidad sexual, orientación sexual, etc.
  • Afrontar un período de desempleo de larga duración, estar sometido a condiciones laborales precarias o afrontar un despido.

SÍNTOMAS 

Los signos más característicos que denotan que tienes una autoestima baja son los siguientes:

  1. Autocrítica excesiva:

    La autocrítica se centra tan solo en tus debilidades. Son ataques hacia ti mism@, que por muy distorsionados y falsos que sean, siempre te los crees. Puedes exclamar la palabra perezos@ pero estas cuatro sílabas contienen el recuerdo de centenares de quejas referentes a tu pereza.

  2. Sensibilidad excesiva ante la crítica externa:

    Todos alguna vez hemos experimentado dolor ante las críticas. Puede ser que la crítica no tenga base en la realidad, o que dé en el clavo. Independientemente de si la crítica es bien o mal intencionada, puede sentirse como una dolorosa espina clavada en nuestra autoestima.

  3. Indecisión:

    En la vida estamos contantemente tomando decisiones. Nuestro futuro y lo que somos hoy en día se basa en las decisiones que hemos ido tomando. Por ello, es muy importante atajar la indecisión. La indecisión se entiendo como la falta de determinación ante una situación que vives como conflictiva y que te impide tomar decisiones. Por otro lado, no te deja tomar las decisiones de manera afirmativa, tranquila y serena

  4. Deseo de complacer:

    Cuando se busca complacer a los demás de manera constante, se tiende a vivir el día a día con ansiedad, sensación de alerta, preocupación. La percepción es la de que todo está bien, que no hay nada malo, sin embargo, es frecuente sentir aun así nerviosismo a nivel emocional e incluso físico.

  5. Perfeccionismo y auto-exigencia:

    El perfeccionismo es algo que por suerte o por desgracia, está muy bien visto en nuestra sociedad, sobre todo a nivel laboral, pero puede dar lugar a generar mucha frustración, sentimiento de culpa y malestar. El perfeccionismo consiste en la creencia de que se debe alcanzar la perfección siempre, basándonos en un ideal preestablecido y a veces inalcanzable.

  6. Sentimiento de culpa:

    La culpa es adaptativa, el problema se encuentra cuando realmente no se ha cometido ninguna falta objetiva que justifique dicho sentimiento. Esta culpabilidad es destructiva y no nos ayuda a adaptarnos al medio si no a lo contrario.

  7. Sentirte atacad@ con frecuencia:

    Este sentimiento forma parte de una de nuestras interpretaciones del mundo y podemos llamarlo “personalización”, haciendo que cualquier crítica o comentario consideremos que se dirige a nosotr@s, lo que genera mucho malestar y conflictos internos e interpersonales.

  8. Miedo ante situaciones nuevas:

    Miedo en situaciones en las que puedes sentirte evaluado (exposiciones públicas, entrevistas de trabajo o reuniones sociales con gente con la que todavía no tienes confianza)

  9. Miedo al fracaso:

    Este miedo hará que te paralices antes situaciones importantes en las que te sientes evaluado y pueden impedirte progresar a todos los niveles (social, laboral, sentimental, etc)

  10. Dificultad en las habilidades sociales y ausencia del estilo comunicativo asertivo:

    Esta dificultad forma parte de la falta de entrenamiento de lo que llamamos asertividad. Una habilidad social que se trabaja desde el interior de la persona. Se define como la habilidad para ser claros, francos y directos. Diciendo lo que se quiere decir, sin herir los sentimientos de los demás, ni menospreciar la valía de los otros. Sólo defendiendo sus derechos como persona. La dificultad para expresarte de manera asertiva genera:

Sentimiento de no ser fiel a ti mismo

Sientes dificultad para dar tu opinión y expresar tus deseos y necesidades

Ser demasiado conformista con los demás

CONSECUENCIAS 

Las personas con baja autoestima pueden:

  • Tener relaciones sentimentales tóxicas y destructivas ya que, si no te respetas a ti mismo, es difícil que la persona que tienes al lado lo haga por ti. Este tipo de relaciones mantendrán tu baja autoestima o la disminuirán aún más.
  • Por el temor a la crítica es probable que dejen de realizar actividades nuevas para evitar una posible evaluación de los demás.
  • A nivel laboral, puede ser que eviten la realización de determinadas tareas por miedo a no hacerlo de una manera tan rigurosa como la que te has exigido o dejas de optar a un puesto de trabajo o a un ascenso por miedo a fracasar.
  • caer en conductas adictivas (comprar compulsivamente, beber en exceso, dar un mal uso de las redes sociales, etc) como falsos intentos para quererte a tí mism@.
Por ejemplo:

“Compro ropa de manera descontrolada porque no me veo bien con nada”.“Bebo alcohol para poder ser yo mism@ y no pensar en la crítica”. “Subo fotos constantemente a mi red social y estoy atent@ a los likes que obtengo porque me hacen sentir mejor”

  • Debido a que no te quieres demasiado, los pensamientos negativos sobre ti afloran y aparecen cada día haciendo de ti tu peor enemig@. ¿No has sentido nunca que te boicoteas? Pensamiento como: “parezco tont@”. “¿Por qué habré hecho ese comentario?”. “Va a pensar que…”. “Debería haber dicho…”.“Debería haber hecho…”. “No me tendría que haber puesto esta camisa”. “Me está mirando porque este pantalón me queda fatal”.  “Me mira raro…”. “Ese comentario iba por mí”. “¿Le habrá molestado mi comentario?”, etc.

Si en lugar de todas estas creencias destructivas tuvieras una autoestima sana seguirías teniendo obstáculos, viviendo situaciones desagradables y sintiendo miedo, pero con unas estrategias más potentes para afrontarlo.

Si te ha interesado este artículo, puedes descargarte de manera gratuita nuestro PDF dónde encontrarás desarrolladas estrategias para cuidar tu autoestima.

Puedes ponerte en contacto con nosotros en los teléfonos: 633 247 268/611 122 695 o en el e. mail: hola@proyectoyo.com

Un cambio es posible.

La única cosa que se interpone entre un hombre y lo que quiere de la vida es a menudo simplemente la voluntad de intentarlo y la fe para creer que es posible.” Richard M.Devos

 

NUESTRAS REDES SOCIALES

Facebook

Instagram 

Twitter 

 

 

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar