Tendemos a pensar que algo así no lo permitiríamos nunca pero te invito a que leas todos estos tips y a reflexionar.

Si te sientes identificado/a con varios de ellos, no dudes en pedir ayuda. El arte de la manipulación psicológica es tan sutil y gradual, que cualquier persona podría estar encerrada en una relación de maltrato sin darse cuenta.

Tips para identificar el maltrato psicológico:

  1. Controla el dinero que gastas. Esto puede manifestarse tanto de forma agresiva cómo sutil, con verbalizaciones como “no paras de gastar, derrochas el dinero, esto que te has comprado es un gilipollez que no vale para nada” o “¿qué te has comprado?, ¿crees que realmente esto sirve para a algo? A lo mejor te has gastado dinero a lo tonto, no es la primera vez que te pasa”.
  2. Te hace sentir culpable si compartes tiempo con familia o amigos. “Creo que no te conviene pasar tanto tiempo con ellos, esto está afectando a nuestra relación, deberíamos pasar más tiempo juntos, te están mal influenciando, esta persona se está aprovechando de ti, no te hace bien”
  3. Mantienes relaciones sexuales aunque no te apetezca para satisfacer los deseos de tu pareja y evitar acusaciones o discusiones.
  4. Contabiliza las cosas que haces que no te apetecen, como el ejemplo anterior. “No me deseas, mantienes relaciones sexuales conmigo por compromiso, me estás destrozando, esto tendría que apetecerte, tendría que salir de ti”
  5. Controla tu móvil. Tiene tus contraseñas y parece que es algo inofensivo pero después se vuelve en tu contra. “¿Con quién hablas tanto?, deja ese rollo ya, seguro que te habla tanto porque algo quiere…”
  6. Le informas sobre tu horarios e intenta organizar tu tiempo. Te pregunta con demasiada frecuencia “¿qué estás haciendo? ¿has hecho ya x cosa? ¿por qué no inviertes este tiempo en esto? ¿todavía no te ha dado tiempo a…? qué despacio vas, si haces esto no te va a dar tiempo a esto otro…”
  7. Le quita importancia a tus logros. Por ejemplo, si consigues un trabajo le quita importancia o valor al tipo de trabajo que has conseguido o dice que ha sido suerte.
  8. Cuando haces algo por la pareja o la familia en vez de agradecer actúa o te hace sentir como si fuera tu obligación. Es una obligación que te encargues de tus hijos, que hagas la compra, la comida, que limpies, que te apetezca mantener relaciones sexuales, que te integres con su familia, etc…
  9. Cuando tienes algún problema emocional, lo minimiza. “Eso no es nada, es una tontería, si tú te cansas imagínate yo, lo que tú haces no es trabajar, yo sí que trabajo…”
  10. Cuando se da una discusión en la mayoría de las situaciones cedes tú. Si no cedes comenzará a castigarte con su indiferencia o a través de algún tipo de chantaje emocional.
  11. Si tienes un problema fuera del ámbito de la pareja, cuestiona que hayas podido ser tú el/la responsable. “A lo mejor dijiste algo que le hizo reacciones así, ¿estás segura de lo que dices?, ya sabes cómo eres, que te alteras por todo…”
  12. Te hace sentir que no sabrías seguir adelante sin él/ella. “Sin mí no podrías soportar la carga económica, no podrías con los niños, lo pasarías fatal, ¿sabes lo que conllevaría separarnos?, verías menos a tus hijos, sin mi te perderías porque no estás bien…”
  13. Te sientes culpable con frecuencia. Sientes que no haces del todo bien las cosas, que hay en algo en lo que te estás equivocando, que puede ser que la relación vaya mal por ti, que tus hijos no sean todo lo felices que pueden ser por ti…. “riñes mucho a los niños, no juegas con ellos, los niños notan que no en esta casa no hay amor… si hicieras esto la relación iría mejor”
  14. Temes decir lo que opinas por si trae consecuencias. Cuando te acusa de algo muchas veces decides callarte para evitar una discusión, pues están tus hijos delante o algún familiar.
  15. Usa el chantaje emocional. “Tú verás lo que haces, si me quisieras de verdad no lo harías, cuando te vaya mal, no me pidas ayuda”
  16. Te recuerda errores que has cometido. “Qué pronto se te olvidan las cosas, ¿ya no recuerdas cuando..?, me hiciste sufrir muchísimo, no sé si voy a poder perdonarte, aquella vez que me dijiste…”
  17. Has dejado de contar tus problemas de pareja a tu entorno. Ya no cuentas la realidad vivida en tu relación de pareja por vergüenza, por no preocupar o cansar al entorno, por hartazgo, porque sabes que realmente tu relación no va a ninguna parte pero no quieres tomar ninguna decisión, porque no quieres escuchar lo mismo de siempre…
  18. Temes como decirle algunas cosas. El miedo acompaña al maltrato psicológico como una constante. no tiene que ser un miedo aterrador sino que puede ser tan solo un miedo que implique condicionamiento de tu conducta. Sientes que cuando hablas pisas sobre un campo de minas y no sabes que comentario puede hacer estallar a tu pareja.
  19. Notas que cuando un mismo hecho lo realiza otra persona lo valora y en ti lo menosprecia. “Mira que bien lo gestiona todo esta persona, el trabajo que ha conseguido y todo lo que se esfuerza, cómo quiere a su familia”. Esto lo dice cuando tú estás haciendo exactamente lo mismo o muy parecido y lo ha criticado previamente.
  20. Sientes que necesitas su aprobación para hacer las cosas. Si haces algo sin su aprobación luego habrá alguna consecuencia como momentos de tensión o violentos. Te hace sentir culpable si haces algo sin preguntar.
  21. La manera en la que a veces se dirige a ti es imperativa. No pide, da órdenes.
  22. Sientes que no puedes ser del todo tú mismo/a cuando estás con tu pareja. Pues en muchas ocasiones te has sentido juzgado/a por serlo o ha llevado a discusiones o malentendidos.
  23. A veces te trata como si fuera tu padre/madre más que tu pareja. En el maltrato psicológico, se establecen roles estáticos en la pareja, con lo que uno se posicionará arriba y el otro abajo de forma permanente. “Déjame que te ayude, pobrecito/a, siempre te equivocas, yo te enseño”
  24. Las decisiones importantes las toma sin tener en cuenta tu opinión. Compra cosas sin tenerte en cuenta, cambia turnos en el trabajo sin consultarte, te informa de los planes a última hora…
  25. Te hace dudar de tus capacidades. “ Yo creo que esto no es así, te estás equivocando, es que tú no sabes de esto, siempre se te ha dado mal, no te pongas a hacer eso porque la vas a liar”
  26. Sientes miedo. Tienes miedo a momentos de tensión, a enfados, a malentendidos, a las consecuencias de las decisiones que tomes, a que manipule a tus hijos, a hacer cosas sin consultar, a llegar tarde a casa…

Si has terminado de leer este texto y piensas que puedes estar siendo víctima de maltrato psicológico, no dudes en pedir ayuda. Los profesionales de la salud podemos hacer que vuelvas a retomar tu vida y a ti mismo/a.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar